El repique se toca con dos baquetas flexibles, este tambor ayuda a llamar a los descansos y proporciona una “doble capa” de la clave para agregar a la caja. La diferencia es el sonido producido por los dos sticks, ligeramente fuerte y ágil. Es el tambor que puede tocar con más matices y expresión. Tal vez es el instrumento más complejo, siempre acompaña la melodía de la canción con la dobra con una serie de sonidos secos y cortantes. Gracias a tocar con dos baquetas tiene una mayor flexibilidad y marca la mayoría de cambios.




Leave a Reply